Es hora de parar y mirar atrás

Al igual que en la doma clásica, la media parada es necesaria para reequilibrar y concentrarnos, pensando en lo acontecido este año, para ir de frente y con seguridad por la próxima temporada de bodas.

A veces, vamos tan de prisa que no somos conscientes de tantas cosas importantes que nos pasan porque basta conseguirlo para mirar a la siguiente meta u objetivo.

Pues hoy me paro (que no es lo mismo que plantarse) para recrearme en las cosas buenas y menos buenas que nos pasaron en 2015.

Eventaria crece poquito a poco, hemos sentido la satisfacción de trabajo en equipo y la de trabajo bien hecho nos la han trasmitido nuestros clientes, y eso es maravilloso. Hubo errores, pero cada vez son menos y la capacidad de resolverlos es un plus de seguridad, vamos notando que empezamos a tener experiencia cumpliendo el cuarto año aunque jamás queremos dejar de sentir que estamos empezando, nunca jamás, porque comenzaríamos a acabar.

Nos volvemos a quedar con el AMOR de verdad, los nervios traicioneros, las voces entrecortadas, las miradas cómplices, los bailes que fluyen, los abrazos entrañables, lágrimas de emoción, confidencias sin palabras, escalofríos por su olor, besos de parar el tiempo incluso la respiración… Nos quedamos con todo eso que nuestro trabajo nos brinda, ser cómplices en un día tan importante es algo excepcional. Ni todo el estrés del mundo, horas infinitas, contratiempos, desconciertos o sin sonido… nos puede descontentar. Porque aunque haya mucho no tan bueno detrás de la organización de una boda, siempre nos quedaremos con lo positivo. Porque el AMOR de verdad todo lo puede.

En navidad solemos tener un paréntesis con las bodas y hacemos lo típico de las fechas…reencontrarnos con nuestros familiares y amigos que menos vemos, saber de ellos y desear lo mejor para el próximo año. Pues bien, en estas fechas también nos damos cuenta que la familia eventaria es algo real, algo que crece con los años y como parte de nuestra familia llegan vuestras noticias y buenos deseos que tanto nos alegran (aunque nos digáis que no vayamos a organizar una boda más bonita que la vuestra en el próximo año). Es un verdadero placer saber que vamos sumando momentos inolvidables que hacen que todo esfuerzo esté recompensado.

A nivel personal debo añadir que perdonar en ocasiones es necesario, que los sueños si se persiguen se cumplen, y que la libertad está en tus manos.

Encantada de conocerte 2015, ha sido un placer.

Que el próximo año esté lleno de bendiciones, de sueños por cumplir, de nuevos caminos por recorrer, de salud para brindar, de amor para llenar el alma, de canciones que enriquezcan el sonido de la vida, de amaneceres llenos de sol y atardeceres llenos de luna, de abrazos que abracen la vida.

P.D.: 2016 espero mucho de ti 😉

Fotografías: Silvia Sánchez Fotografía, Lele Pastor, Toñi Olalla, M&OPhoto

BESOS NAVIDEÑOS

Carmen Polo Gutiérrez,

Eventaria Bodas&Eventos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: