La boda de Andrea Casiraghi – Bodas Reales

Nos hacemos eco a través de ABC de todos los detalles de la boda de Andrea Casiraghi, la noticia era portada de la revista ¡HOLA! el pasado jueves y hoy, toda la información en nuestro blog.

PASEN Y LEAN

No hay duda de que la boda de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo ha sido la boda del año. Un acontecimiento que ha estado rodeado de discreción y secretismo. Tres fotos oficiales difundidas por el Palacio Principesco del Principado de Mónaco y apenas otras tres colgadas por los invitados es todo lo que hasta ahora hemos pordido saber de tan glamuroso acontecimiento que reunió a lo más selecto de la jet set mundial, sobre todo a la pandilla de jóvenes «jet setters».

Los novios querían discrecion, por eso en las invitaciones que enviaron hace ya un mes y medio pusieron textualmente que no se hiciesen fotos del evento con cámaras y móviles para colgarlas en redes sociales. Sobre todo de los novios. Esa norma fue respetada, pero una vez celebrado el enlace civil (a las 11:46 horas en el Palacio) empezó el almuerzo que se sirvió en los jardínes de Palacio.

En el Principado de Mónaco, las cosas se hacen de otra manera, y se nota. Por eso nadie (o casi) llevó pamela o tocado, ya que los novios siguieron la máxima de «menos es más». Y así fue. Junto a ellos, la mascota de la pareja: Daphne, que descendió las escaleras de Palacio junto a Andrea y Tatiana, ante la atenta mirada de toda la familia. Del pequeño Sacha, ni rastro, aunque se supone que si estaría en la celebración. A la pregunta, tan repetida hasta la saciedad de ¿por qué no fueron miembros de otras casas reales europeas al enlace?, la contestación es bien sencilla: los novios querían algo íntimo y privado, con sus amigos de siempre y sus familias.

El novio, Andrea Casiraghi llegó al Palacio a eso de las 10:30 en un «jeep» militar conducido por su hermano Pierre Casiraghi, un guiño a su abuelo el Príncipe Rainiero III, que era el dueño del vehículo.

Detalles de la boda

Si hubo una bebida que tuvo éxito, esa es la cerveza monegasca que se sirvió, un guiño patrio que gustó mucho al hermano de la novia, Julio Mario Santo Domingo III, que nada más empezar el «brunch» la tenía en la mano. El buen humor reinaba en una celebración en la que el estilo «hippy» estaba presente en el espíritu del enlace. Julio Mario es un DJ de moda que organiza eventos y fiestas por Nueva York, Londres, París o Ibiza. Su look ese día combinaba el formalismo del evento (traje con corbata) con las gafas de moda: las gafas espejo, que junto a su largo bigote «hipster» (y jarra de cerveza en mano) parecía estar pasándoselo muy bien. En la foto le acompañan las 4 damas de honor de la boda, amigas íntimas de Tatiana que fueron vestidas igual por parejas con floreados y coloridos vestidos de Dolce & Gabbana y Valentino.

Al almuerzo acudieron entre 350 y 400 personas. Un reducido grupo íntimo de la pareja que festejó junto a los recién casados que Andrea ya es oficialmente el número dos en la sucesión al trono monegasco mientras su tío el Príncipe Alberto II de Mónaco no tenga hijos con la Princesa Charlene. Llegado este punto, conviene recordar que la Princesa Carolina cedió sus derechos dinásticos a su hijo Andrea Casiraghi cuando éste cumplió la mayoría de edad. El ambiente no podía ser más monegasco. Uno de esos eventos que recuerdan a los de antes, una mezcla social de invitados que va desde lo mítico hasta la nueva jet set mundial, pasando por la protocolaria invitación de autoridades y personalidades monegascas.

Cuando la boda terminó, muchos de los convidados salieron de Palacio bastante sonrientes. Como es el caso de un grupo de cinco jóvenes, que se subieron al descapotable que tenían aparcado en la puerta de Palacio, no sin antes quitarse toda la ropa el conductor, y quedarse, literalmente en ropa interior con una toalla puesta sobre la cintura. Un striptease en toda regla, en la plaza del Palacio Principesco de Mónaco, que fue el punto erótico festivo de la mañana.

Jet set mundial

Las amigas de la novia hicieron piña, y allí estaban todas como la diseñadora de joyas Gaia Repossi, Bianca Brandolini d’Adda, Olympia Scarry, Lauren Santo Domingo (cuñada de Tatiana, casada con Andrés Santo Domingo, que también estaba en la boda), Noor Fares, Eugenie Niarchos, o Alexia Niedzielski. También estaba Elisabeth von Thurn und Taxis, muy amiga de la novia, que disfrutaba de los puestos de helados instalados en el jardín de Palacio. La italiana Margherita Missoni también asistió, ademas de que el vestido que Tatiana lució era de la firma Missoni. Un sencillo vestido blanco con encajes que combinó con sandalias planas y una corona de flores sobre la cabeza.

La prima de la novia, Bettina Santo Domingo estuvo buena parte de la velada con la compañía argentina de Martin Pacanowski y la diseñadora Concepción Cochrane Blaquier, grandes amigos de la pareja de recién casados. La «celebrity» Natalia Blaskovicova también estuvo en la boda. Dana Alikhani, socia de Tatiana Santo Domingo en Muzungu Sisters también quiso estar con ella en un día tan señalado.

La familia al completo

La familia Grimaldi (o Polignac, en su defecto) estuvo al completo arropando a los novios. Encabezados por el Príncipe Alberto II de Mónaco y su esposa la Princesa Charlene, que fueron quienes presidieron el enlace en el Salón del Trono del Palacio monegasco. Allí también estaba la Princesa Carolina de Mónaco, perfectamente vestida de rojo con un exclusivo diseño realizado para la ocasión por Karl Lagerfeld, perfecto para la ocasión, junto a Carlota Casiraghi y Pierre Casiraghi, apoyando al mayor de los hermanos en un día tan especial. Carlota, lucía un vestido celeste de premamá. No se sabe si sus respectivas parejas,Gad Elmaleh y Beatrice Borromeo les acompañaron, aunque todo parece indicar que si estuvieron presentes. La hija pequeña de la Princesa Carolina, la Princesa Alexandra de Hannover, vestida de verde con un sencillo vestido también estuvo en el enlace.

La Princesa Estefanía de Mónaco acudió junto a sus tres hijos, Pauline Ducruet, Luis Ducruet y Camille Maria Gottlieb. También estaban la madre de la novia, Vera Bechulski, que junto a la abuela de Andrea, Fernanda de Casiraghi -madre de  Stefano Casiraghi- siguieron la boda en todo momento.

Lista de invitados VIP

La lista de invitados VIP entró en Palacio poco antes del enlace con una discrecion como no se recuerda en Mónaco, acostumbrados a otro tipo de aocntecimientos. Este enlace puede ser el punto de partida de un nuevo estilo en la monarquía monegasca, de hacer las cosas discretamente pero a lo grande y a lo hippy. Una mezcla explosiva de la que fueron testigos de excepción algunos multimillonarios árabes que tienen su residencia en el Principado de Mónaco, y a los que se pudo ver entrar en Palacio en coche con los cristales oscuros.

Otros invitados entraron en taxi, o en autobús -con los cristales tintados-, en moto o incluso a pie. Como es el caso del diseñadorKarl Lagerfeld, que no podía faltar a una cita como esta para apoyar a su íntima amiga, la Princesa Carolina. Al Káiser le acompañaba su fiel asistente, perfectamente vestido con un traje de tres piezas, Sebastien Jondeau. También les acompañaba una de las íntimas y musas de Lagerfeld, Amanda Harlech, que vestida en tonos azules y blancos -un look muy marinero- también estuvo en el enlace.

Las mítica cantante Grace Jones, enfundada en un vestido rojo pasión también fue otra de las invitadas que entró a pie en el Palacio.

La fiesta nocturna

Ya por la noche, muchos de los invitados se trasladaron al Sporting de Invierno de Montecarlo, donde un buffet al ritmo de la música y decoración caribeña recibió a los 250 convidados a una fiesta que después se convertiría en una pista de rock, soul y pop desenfrenado hasta el amanecer. Andrea Casiraghi llegó con su ya esposa Tatiana, con un impecable esmoquin y ella con un vestido blanco de Missoni, diferente al que había lucido esa misma mañana (y sin corona de flores sobre la cabeza).

Entre los que estaban: el Príncipe Alberto II y su esposa la Princesa Charlene de Mónaco, él de esmoquin blanco y ella con un vestido gris, fueron de los primeros en irse, ya que Charlene madrugaba al día siguiente para un acto oficial. Eso sí, salieron los dos cogidos de la mano. Karl Lagerfeld, sin esmoquin pero de blanco impoluto con su habitual estilo también fue a la fiesta acompañado por Sebastien Jondeau y Amanda Harlech. El expiloto Jacky Ickx y cantante Angelique Kidjo fueron quienes con su voz amenizaron parte de la fiesta. Ellos de esmoquin, y ellas, con vestido largo (hubo mucha alta costura, sobre todo de Chanel), que llevaron impecablemente las jóvenes que pusieron el broche final a una celebración que es sólo la primera parte, ya que la segunda parte está previsto que se celebre en la ceremonia católica, el 31 de enero o 1 de febrero en la exclusiva estación de Gstaad (Suiza). Lo que en esa fiesta ocurrió aún no ha trascendido. Pero es Mónaco. Tiempo al tiempo.

PASEN Y VEAN

Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi bajan las escaleras de palacio tras contraer matrimonio

Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi bajan las escaleras de palacio tras contraer matrimonio

Andrea-Casiraghi-Tatiana-Santo-Domingo_MDSIMA20130901_0030_8

Imagen publicada por la tía política de la novia de la despedida de soltera.

Imagen publicada por la tía política de la novia de la despedida de soltera.

Julio Mario Santo Domingo III con las mejores amigas de la novia, durante el enlace en los jardines del palacio monegasco

Julio Mario Santo Domingo III con las mejores amigas de la novia, durante el enlace en los jardines del palacio monegasco

La impresionante boda de Grace Kelly y Raniero en el palacio monegasco, en 1956. CORDON

La impresionante boda de Grace Kelly y Raniero en el palacio monegasco, en 1956. CORDON

La prima de la novia, Bettina Santo Domingo, posa con una pareja de invitados de lo más 'hippie chic'

La prima de la novia, Bettina Santo Domingo, posa con una pareja de invitados de lo más ‘hippie chic’

Las amigas de Tatiana dejan ver las mesas donde se llevó a cabo el almuerzo

Las amigas de Tatiana dejan ver las mesas donde se llevó a cabo el almuerzo. Damas de honor vestidas por Dolce & Gabanna (2000€ aprox -vestido)

Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi

Tatiana Santo Domingo y Andrea Casiraghi

¿ Qué te ha parecido?

Nosotras esperamos con ansias la de su hermana Carlota 😉

Y recuerda, que nuestros servicios en organización de bodas son GRATUITOS!!!

Eventaria Bodas&Eventos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: